Back to Blog-

Por el calor, hay pocos tomates y el kilo roza los $400 en Corrientes

Productores aseguran que las altas temperaturas complican el crecimiento del fruto y, por lo tanto, una caída en el abastecimiento que a corto plazo no se solucionará. El precio podría subir más en los próximos días.

El precio del kilogramo de tomate ocupó el foco de atención de los consumidores correntinos en la semana previa de Año Nuevo, cuando su valor se disparó hasta los $300. Dos semanas después, los valores siguieron incrementándose y ahora ya rozan los $400 en algunos supermercados. Vendedores y productores le atribuyeron la suba de la fruta a la escasez del productos y señalaron que si continúan las elevadas temperaturas, la situación empeorará, aumentado aún más su valor. En las verdulerías de barrio, los precios más comunes oscilan entre $300 y $350, pero en los supermercados ya se pueden ver carteles que ofrecen la fruta a $390. «El problema es que no se está consiguiendo a nivel provincial y todos llegan de Mendoza», explicó el propietario de una verdulería, en la esquina de Paraguay y Pedro Ferré. Orlando Vallejos, productor saluiseño, explicó a época que debido a las altas temperaturas la planta no puede crecer y algunas pueden terminar quemadas. «En un invernadero tenés 20 grados más y si se riega el daño es peor», comentó. La mayoría de los productores correntinos optaron por no cosechar para esta fecha porque el pronóstico aseguraba que sería un verano extremadamente cálido. Vallejos también comentó que durante noviembre se produjo una invasión de polillas que perjudicaron a las plantaciones de tomate en el centro de la provincia y la zona de Bella Vista. El productor goyano, Ezequiel Casco, sostuvo que la caída de la producción también se reflejó en las provincias que nutren para esta temporada el mercado local como Mendoza, Mar del Plata y La Plata. «A nivel local en agosto y septiembre hubo precios altos también por la escasa producción», aseguró. Sobre el precio en góndolas y verdulerías, Casco opinó que se trata de un valor distorsionado y que el monto que le queda al productor por cajón es de $2.000. Al respecto, época indagó y supo que en el Mercado de Concentración de Corrientes el cajón, por unos 17 kilogramos, se obtienen a $2.400. Es decir, que a un verdulero, por vender a $350 el kilogramo, le pueden quedar $5.950 «Esta situación se mantendrá hasta que haya más aumento de la oferta que ahora se ve complicada por el clima», anticipó el goyano. Al mismo tiempo que agregó: «En nuestra zona nos encontramos preparando el suelo para plantar en la próxima campaña y nadie está cortando». El propietario de «Mi Frutería», Carlos Amarilla, explicó a época que el elevado costo se debe a que «hay poco corte» por falta de maduración. En síntesis, la escasez de la fruta obliga a los distribuidores a elevar el precio para equilibrar la demanda y evitar el desabastecimiento. «El tomate tiene sus momentos. Durante todo el 2021 tuvo subas y bajas. Algo que responde a que el stock proviene de la producción local y de la provincia de Mendoza. A veces, cuando hay producción local no se encuentra la del Sur y viceversa», explicó Amarilla.

Fuente: https://www.diarioepoca.com/1237795-por-el-calor-hay-pocos-tomates-y-el-kilo-roza-los-400-en-corrientes?fbclid=IwAR1PmwHKsAVFgBqaPMTHJVuJ0CMeGJJIzs8-5xyGjuIF66QmOUaiS_i2mtg 

Back to Blog-